DIETA MEDITERRÁNEA Y OBESIDAD

dietamediterranea

Un grupo de investigadores del Hospital Reina Sofía, el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic), la Universidad de Córdoba (UCO) y el Centro de Investigación Biomédica en Red, del Instituto de salud Carlos III, ha publicado un trabajo en la revista Journal Nutrition Biochemistry, denominado ‘The gut microbial community in metabolic syndrome patients is modified by diet’  que concluye que la dieta mediterránea puede resultar favorable para personas con problemas de obesidad gracias al aumento de bacterias beneficiosas que el consumo de los alimentos asociados a esta dieta produce en el intestino.

Es sabido que la flora bacteriana, también llamada “microbiota”, esta formada por multitud de especies de microorganismos, la mayoría de ellos beneficiosas para nuestro cuerpo. Y que con el paso del tiempo, y por diferentes causas, como dietas inadecuadas o consumo de diferentes fármacos, el número de estos microorganismos “amigos” va descendiendo.

Con este trabajo, los investigadores, han demostrado, que el consumo de dieta mediterránea a largo plazo, puede corregir la alteración de la flora intestinal al aumentar los microbios beneficiosos. Y esta modificación es útil para ayudar a reducir las complicaciones en aquellas personas que padecen “síndrome metabólico” (proceso que agrupa la mayoría de las alteraciones que favorecen el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares en las personas obesas e incluye también los niveles bajos de colesterol bueno (HDL), la elevación de los triglicéridos, la hipertensión arterial y la diabetes tipo 2).
Para llegar a esta conclusión han realizado un estudio con un total de 239 pacientes con enfermedad coronaria. De ellos, 128 padecen síndrome metabólico mientras que el resto, no presenta dicha patología.

Durante dos años, ambos grupos se han sometido a dos dietas saludables. Por un lado, la mediterránea y, por otro, la recomendada por la Sociedad Americana de Cardiología y la mayoría de países anglosajones, que se diferencia de la primera por su menor contenido en grasa.

Después de 24 meses, las personas con síndrome metabólico que han seguido el modelo mediterráneo han mostrado un crecimiento de las bacterias beneficiosas y una reducción de las dañinas, situación que no se ha producido en los pacientes alimentados según el patrón anglosajón.

“En estos pacientes, el consumo de la dieta mediterránea restaura los niveles de microorganismos beneficiosos que se igualan a los de las personas que no padecen estas alteraciones metabólicas”.

 



  • Negrita
  • Cursiva
  • Subrayado
  • Stroke
  • Citar
  • Smileys
  • :confused:
  • :cool:
  • :cry:
  • :laugh:
  • :lol:
  • :normal:
  • :blush:
  • :rolleyes:
  • :sad:
  • :shocked:
  • :sick:
  • :sleeping:
  • :smile:
  • :surprised:
  • :tongue:
  • :unsure:
  • :whistle:
  • :wink:
 
 
 
 
 

Recetas andaluzas

  • Gachas de mosto

    Gachas de mosto Gachas de mosto

    Elaboración de gachas de mosto caseras.

  • Membrillo con salsa de granadas

    Membrillo con salsa de granadas Membrillo con salsa de granadas

    Esta es una receta que preparo todos los años por esta época. La conocí por mi amiga María Tesías que la publicó en el blog de la subbética ecológica del recetario de la España del siglo XV, en la cocina sefardí hacían una receta parecida. Por aquel entonces le llamaban “Letuario de bimbrillo”.
    Ana Bensadon, descendiente de los sefardíes  recupera esta sabiduría antigua que es el origen de muchos platos actuales de nuestras cocinas. Es una curiosidad conocer la procedencia de las recetas que hacemos. Tiene un libro de recetas  “Dulce lo vivas: repostería sefardí”

    Esta receta que os trasmito es una modificación a la que se añade salsa de granadas.

  • Rebujio Cordobés

    Rebujito Cordobés Rebujito Cordobés

    Parece ser que de la palabra rebujar, que es sinónimo de mezclar o combinar, toma su nombre “El Rebujito”. Bebida refrescante que se ha convertido en la preferida de muchos jóvenes y no tan jóvenes en muchas celebraciones andaluzas y cada vez más, de fuera de estas tierras.

    Aunque se puso de moda en la feria de Sevilla en los años 90 para poder beber algo fresco y de baja graduación alcohólica, “El Rebujito” es realmente un combinado inglés que fue muy popular entre las clases distinguidas en la época victoriana. Por ejemplo, una de sus variantes, contenía una combinación, que se tomaba con pajita, a base de hielo, vino fino de jerez, agua carbonatada, azúcar y zumo de limón.

    Es una bebida que acompaña muy bien a muchos platos. Por ejemplo, va muy bien con el Jamón Ibérico, el queso curado, el pescaíto frito, etc. y que es muy fácil y rápida de preparar.

  • Bacalao gratinado en lecho de pisto

    Bacalao gratinado en lecho de pisto Bacalao gratinado en lecho de pisto

    En nuestra cocina tradicional y autóctona, elaboramos con mucho cariño el bacalao gratinado en lecho de pisto, al tratarse de un plato que forma parte de nuestros menús de boda.

    Es un plato muy elaborado, pero tanto el pisto manchego como el fumet de pescado lo podemos hacer en más cantidad, para comerlo en diferentes platos.

Spanish English French German Hebrew Russian

Newsletter

Suscríbase a nuestro Boletín y reciba nuestras publicaciones, nuevos productos y ofertas.

captcha